Camilo José Cela

Optimismo / Pesimismo

Según Borges, la palabra "pesimismo" fue acuñada por Voltaire contra Leibniz, quien en su Teodicea (1710) pretendía demostrar que vivimos en el mejor de los mundos posibles. Nietzsche no se cansó de alertar sobre las funestas consecuencias del optimismo, que Ortega consideraba la actitud antifilosófica por excelencia. En un artículo de 2011, Gelman recogió un pequeño florilegio, entre cuyas perlas figuraba el siguiente grafiti: "Llegó la hora del optimismo, guardemos el pesimismo para días mejores".

"El optimismo es desesperante. Iremos de desdicha en desdicha para estar mejor"

Voltaire

"Este mundo es el peor de los posibles. Si fuese un poco peor, no podría subsistir. El optimismo es un error fundamental que corta el camino a toda verdad"

Schopenhauer

"Mis años de menor vitalidad fueron aquellos en que dejé de ser pesimista"

Nietzsche

“Optimismo natural de un ser activo, y pesimismo inevitable de un ser inteligente”

Santayana

"Las personas felices no tienen derecho a ser optimistas. Sería un insulto a la desgracia"

Renard

"El único optimismo justo es una especie de patriotismo universal. ¿Qué sucede con el pesimista? Puede decirse que es el antipatriota cósmico"

Chesterton

"Pesimismo de la inteligencia, optimismo de la voluntad"

Gramsci

"Habiendo abolido el pesimismo, he tomado la decisión de trabajar para el milagro. Si se preparan con amor y paciencia, los milagros ocurren"

Seferis

"El optimismo es propio de las almas que tienen una sola dimensión. Vi en un cementerio una lápida que decía así: Aquí espera la resurrección de la carne doña Micaela Gómez"

Lorca

"Ningún santo ha sido jamás optimista"

Huxley

"Sobre la decadencia del movimiento obrero es ilustrativo el optimismo de sus militantes. Este parece acrecentarse con la firme consolidación del mundo capitalista"

Adorno

"Un pesimismo radical tal vez represente el único medio de devolver su oportunidad a un optimismo moderado"

Lévi-Strauss

"El gran premio, que no el castigo, de la independencia es la soledad. Pido perdón por mi optimismo"

Cela

"En la fase actual, no sabemos si –perspectiva optimista– la técnica, llegada a un punto de extrema sofisticación, nos liberará de ella misma, o si nos encaminamos hacia la catástrofe"

Baudrillard

"El optimismo nos anima a cultivar metas altas y grandes ideales. Las metas altas nos llevan al fracaso. El fracaso conduce a la apatía y la inacción. La apatía desemboca en el pesimismo. Conclusión: el optimismo es el camino duro y largo hacia el hogar común de la humanidad, el pesimismo"

Héctor Zaga

Relacionados

Femeninamente (II)

En las páginas de su Filosofía en los días críticos, Chantal Maillard declara: “Pienso sintiendo; pensando siento”. Cruce de filosofía y poesía, el aforismo parece adaptase de manera óptima a esa contigüidad de intelecto y sensibilidad que constituye...

Estados alterados de consciencia

Los estados alterados de consciencia, también conocidos como estados modificados de consciencia, hasta hace poco eran considerados la provincia de la psiquiatría. Se decía que eran algo propio de mentes psicóticas. Incluso en el caso del chamanismo...

La puerta de la felicidad se abre al revés

Hoy en día, un ejército de psicólogos, sociólogos y neurocientíficos intentan desentrañar los secretos de la felicidad. En realidad, la psicología hasta hace poco solo se ocupaba de lo negativo, los aspectos más chungos del ser humano, pero...

Los que corren están muertos

El título de la presente entrega, reproducción de un proverbio marroquí, alude sutilmente al tema más inquietante del siglo XXI: la aceleración. Si bien los inicios de la misma corren paralelos a los primeros pasos de nuestra cultura, su ritmo de...