La Comisión Europea amonesta a Hungría por votar en contra de reclasificar el cannabis en la ONU

La Comisión Europea amonesta a Hungría por votar en contra de reclasificar el cannabis en la ONU

En las votaciones de la ONU sobre el cannabis Hungría desobedeció la decisión de la Comisión Europea y votó en contra de la reclasificación.

La Comisión Europea decidió la semana pasada abrir un procedimiento de infracción contra Hungría por no seguir la posición de la Unión Europea en la votación sobre la reclasificación del cannabis en los convenios internacionales sobre drogas. Los países miembros de la ONU votaron una serie de recomendaciones que la Organización Mundial de la Salud había realizado sobre el cannabis, para reducir el control y permitir su uso terapéutico.

La posición de la Unión Europea fue adoptada por el Consejo de la UE en noviembre de 2020, y es legalmente vinculante para los Estados miembros, que debían votar en bloque en la Comisión de Estupefacientes del pasado diciembre. Sin embargo Hungría desobedeció el acuerdo de la UE y votó en contra en dos de las tres votaciones en la que los países miembros de la UE debían votar a favor. 

“Hungría votó en contra de la posición de la Unión dos veces durante la votación sobre las recomendaciones de la OMS”, dice la nota de prensa emitida por la Comisión Europea, en la que se indica que Hungría ha sido formalmente notificada de que se ha abierto un procedimiento de infracción por incumplir los acuerdos alcanzados en el Consejo de la UE. Hungría dispone ahora de dos meses para responder a los argumentos planteados por la Comisión y defender su posición. Si no contesta la Comisión puede exigir que explique qué decisiones ha tomado al respecto y finalmente puede llevar el caso ante el Tribunal de Justicia Europeo.

Las recomendaciones que la OMS hizo sobre el cannabis fueron (1) eliminar el cannabis de la Lista IV de la convención de 1961 —la más restrictiva—, (2) eliminar las “tinturas” y “preparados” a base de cannabis de la Lista 1. También se recomendó (3) quitar el THC de la Convención de 1971 y pasarlo a la Convención de 1961, e (4) incluir algunos preparados de cannabis en la Lista 3 de esta convención —esta lista es la menos restrictiva de las nombradas—.

Los países de la UE acordaron votar a favor de la primera, la segunda y la tercera recomendación de la OMS, pero Hungría sólo votó a favor de la tercera. Finalmente los votos de todos los países miembros de la ONU consiguieron aprobar únicamente la primera recomendación: quitar el cannabis y su resina de la Lista IV, que no reconoce valor terapéutico a las drogas incluidas. Todo un logro para la historia de la prohibición del cannabis.

Relacionados