El cannabis también sirve a las pacientes con dolor pélvico crónico

El cannabis también sirve a las pacientes con dolor pélvico crónico

Una reciente encuesta realizada a mujeres reflejó un uso del cannabis para mejorar los síntomas.

Un pequeño estudio realizado en Florida sobre pacientes de ginecología ha recogido datos que reflejan el uso de cannabis para mitigar el dolor pélvico crónico. Casi una de cada cuatro mujeres que participaron en la encuesta dijo usar el cannabis por su cuenta para paliar síntomas relacionados con el dolor pélvico crónico, tales como calambres, espasmos musculares, ansiedad, depresión, trastornos del sueño, libido e irritabilidad.

El estudio fue completado por 113 mujeres que asistían a consultas de centros de salud de Florida por causa de dolor pélvico y perineal, dispareunia o endometriosis. Del total de mujeres que participaron, 26 (un 23%) informaron de un uso de cannabis para paliar los síntomas del dolor pélvico, y entre estas un 96% informaron de una mejoría de los síntomas. También un 35%de las usuarias de cannabis informó que había disminuido las llamadas o mensajes para conseguir medicación para paliar los síntomas, y un 39% informó de una disminución en la cantidad de visitas clínicas.

“Las consumidoras han informado que el cannabis mejora los síntomas del dolor pélvico crónico, disminuye la necesidad de un médico y ayuda a reducir el uso de medicamentos opioides. Nuestros resultados proporcionan evidencia adicional importante y esperamos allanar el camino para la aceptación y consideración del cannabis como una opción de tratamiento para pacientes con dolor debilitante”, dijeron los autores.

En 2014 se llevó a cabo un estudio similar basado en una encuesta sobre una población de pacientes hombres que sufrían prostatitis crónica o síndrome de dolor pélvico crónico. De los consumidores de cannabis, el 36,8% de los encuestados en clínica y el 75% de los encuestados online informaron que el cannabis mejoró sus síntomas. La mayoría de los encuestados, informaron que el cannabis mejoró su estado de ánimo, dolor, espasmos musculares y calidad del sueño, pero no notaron mejoras en los síntomas de debilidad, fatiga, entumecimiento, y micción

Relacionados